Kuala Lumpur (VNA) – La Autoridad Federal de Desarrollo de Tierras de Malasia (FELDA) manifestó su oposición a la decisión de la Unión Europea (UE) de prohibir la importación de aceite de palma en el  mercado europeo.

Foto de ilustración. (VNA)

Al calificar de discriminatoria la prohibición, la FELDA también reiteró dos resoluciones que el Parlamento Europeo (PE) aprobó en 2017 con el fin de obstaculizar la exportación malasia de aceite de palma al mercado europeo.

Según el presidente de la FELDA, Shahrir Abdul Samad, el PE avaló esas resoluciones basándose en las alegaciones de que productores malasios no satisfacen los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Las acusaciones de la UE, que vincula la producción de aceite de palma con el cambio climático y la deforestación, son injustas para los agricultores malasios, especialmente los pequeños productores, los cuales apoyan los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, destacó Shahrir.

Al mismo tiempo, afirmó que Malasia ya no deforesta para servir la producción de aceite de palma y ha desplegado numerosos programas de protección y regeneración del medio ambiente. –VNA