Kuala Lumpur (VNA) -Las fuerzas de seguridad de Malasia han detenido hasta la fecha a 249 yihadistas, nacionales y extranjeros, que reclutaban militantes para el autodenominado Estado Islámico (EI) a través de las redes sociales, anunció el viceministro del Interior, Masir Kujat.
El viceministro Masir Kujat (Fuente: The Sun Daily)

El alto funcionario explicó que 240 de los detenidos operaban en Facebook, ocho en Twitter y uno en Instagram.

Los cuerpos de seguridad han vigilado hasta la fecha tres mil 871 cuentas de Facebook y han bloqueado 800, mientras que en Twitter se examinaron 79 usuarios y se aislaron nuevas cuentas.

En Instagram, se supervisa la actividad de 72 usuarios y, de momento, no se ha bloqueado ninguna cuenta, según el informe del viceministro presentado en el Parlamento.

A finales de febrero, las fuerzas de seguridad mataron a tres yihadistas en una plantación de la costa del estado de Sabah, en Borneo, que portaban armas de gran calibre y que planeaban un ataque en la región.

Entre los muertos se encontraba el filipino Nurhassan Jamiri, un subcomandante del grupo Abu Sayyaf, afín al EI, al que buscaban en su país por su relación con el atentado con explosivos contra un autobús en Manila, que causó cinco muertos en 2011.

Más de un centenar de malasios combatían en los últimos años en las filas del EI en territorio iraquí y sirio, entre ellos el líder malasio de esta organización radical, Mohamed Rafi Udin, según el gobierno de este país.

Malasia cuenta con una población de casi 30 millones de habitantes, de los cuales el 61 por ciento pertenece a la comunidad musulmana. – VNA