Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Hanoi  (VNA) – Medio Oriente constituye un mercado potencial para los exportadores vietnamitas de productos marítimos debido a su creciente demanda, alta capacidad de pago y menos estándares en comparación con la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Japón, según la Asociación de Procesadores y Exportadores de Productos Acuícolas de Vietnam (VASEP).
 
Esa región demanda una gran cantidad de productos agrícolas ya que las condiciones naturales locales son desfavorables para el desarrollo de ese renglón, especialmente los productos del mar, dijo la VASEP.

Durante 2007-2017, Vietnam ganó un promedio anual de 300 millones de dólares por el envío de productos marítimos a Medio Oriente. Entre los mariscos, uno de los cinco  mayores renglones de exportación de la nación indochina a ese mercado, el pescado Tra (pangasius) ganó el mayor favor de los consumidores locales.

Los exportadores vietnamitas dijeron que, además del Tra, el atún enlatado tiene amplias oportunidades en el Medio Oriente.

Actualmente, el atún enlatado vietnamita se beneficia de un arancel de importación del cinco por ciento en la mayoría de los países de la región, excepto en Libia, Túnez y Turquía,  mucho más bajo que el nivel en la UE y Estados Unidos. Mientras tanto, los aranceles de importación están exentos para los filetes de atún congelado.

Aunque Tailandia es el principal proveedor de atún para Oriente Medio, la región está buscando otros proveedores que ofrezcan precios más bajos, como Indonesia, Filipinas y Vietnam.

Como parte de los esfuerzos para impulsar las exportaciones a ese mercado, los expertos recomendaron a las empresas nacionales entender la cultura y las características de la sociedad de los países de Medio Oriente para desarrollar productos adecuados a las demandas del mercado. Particularmente, los productos procesados deben obtener la certificación Halal.

La VASEP también llamó la atención de los exportadores sobre la ramificación de los canales de distribución, la asistencia a exhibiciones internacionales de productos del mar, la participación en programas de promoción comercial y el estudio del mercado.

Al mismo tiempo, se aconseja a las empresas que estén preparadas para los riesgos potenciales, como la inestabilidad política en Medio Oriente.-VNA