Yakarta (VNA)- Turistas extranjeros se preparan hoy para dejar la isla indonesia de Bali, un día después de la reapertura del aeropuerto de Denpasar, que estuvo cerrado tres días debido a las columnas de ceniza emanadas por el volcán Agung.
Turistas en el aeropuerto de Bali (Fuente: VNA)

El aeropuerto volvió a operar tras un cambio en la dirección de viento.

“Desde la apertura del aeropuerto, los vuelos recomenzaron y la situación vuelve progresivamente a la normalidad”, declaró Israwadi, un portavoz del aeropuerto internacional.

Informó que miles de personas dejaron Bali y agregó que más de mil viajeros abordaron aviones.

Cerca de 120 mil viajeros internacionales estaban atrapados desde el lunes en esta isla con playas paradisiacas que atrae a turista de todo el mundo, por la entrada en actividad del volcán Agung.

Con anterioridad, las autoridades de Bali decretaron la alerta máxima a causa de las emisiones de ceniza y de humo del volcán Agung, ante el temor de una erupción inminente.

“El nivel de alerta por el volcán fue llevado a lo más alto”, declaró Gege Suandika, alto funcionario del Centro Nacional de Vulcanología de Indonesia, quien afirmó además que se han registrado temblores sucesivos en el monte Agung, que expulsó humos hasta tres mil 400 metros de altitud.

Los habitantes que residen dentro de 10 kilómetros alrededor del volcán se vieron obligados a evacuar inmediatamente de sus hogares.

Unas 25 mil personas tuvieron que dejar su domicilio desde que el monte Agung empezó a emitir humo el martes pasado.

Además de la movilización de 100 ómnibus para favorecer el traslado de los turistas, las autoridades nacionales prepararon también algunos aeropuertos para redirigir los vuelos rumbo a Bali en casos necesarios.

La última erupción del volcán se reportó en 1963 y cobró la vida de más de mil 600 personas.

Indonesia, situado en el “cinturón de fuego” del Pacífico, cuenta hoy día con casi 130 volcanes en actividad. – VNA