Hanoi, 01 ago (VNA) – El ministro de Educación y Formación de Vietnam, Phung Xuan Nha, admitió hoy su responsabilidad en las irregularidades detectadas en la calificación de exámenes finales de bachillerato y alteración de notas en las provincias norteñas de Ha Giang y Son La.
El ministro de Educación y Formación de Vietnam, Phung Xuan Nha (Fuente: VNA)

Durante la reunión ordinaria del gobierno correspondiente al mes de julio, inaugurada la víspera, Xuan Nha aseguró que los culpables de las violaciones recibirán sanciones estrictas, y apuntó que no hay que negar los resultados de las pruebas en el resto del país.

De acuerdo con el titular, el perfeccionamiento de los métodos para evaluar a los estudiantes constituye una prioridad para elevar la calidad de la educación y formación.

Tras consultar a expertos y a la opinión pública sobre las medidas propuestas, explicó, la cartera optó por combinar los exámenes de graduación de bachillerato con los de ingreso a la enseñanza superior, en aras de ahorrar en gastos innecesarios para los centros educativos y los estudiantes, así como facilitar el trabajo de los educadores.  

Xuan Nha afirmó que desde 2015 las pruebas se realizaron según ese modelo y alcanzaron resultados positivos. Desde 2017, los exámenes se desarrollan en todas las provincias y ciudades con la regulación de la administración central, bajo la supervisión del Ministerio de Educación y Formación y en colaboración con las universidades.  

En un paso para acelerar la aplicación de la tecnología en la calificación, se aplican las preguntas de opción múltiple en todas las asignaturas, excepto en literatura, acotó el ministro, y añadió que la puntuación se realiza de forma automática.  

Con respecto a las irregularidades detectadas en las calificaciones de exámenes en Ha Giang y Son La, Xuan Nha reconoció que se trata de violaciones muy severas, y aseguró que la cartera colabora estrechamente con el Ministerio de Seguridad Pública para sancionar a los culpables.  

Sin embargo, no debemos considerar esos errores como una razón para anular estos exámenes como lo propusieron algunas personas, puntualizó.

También se comprometió a revisar y perfeccionar el proceso técnico para fortalecer la seguridad y transparencia de todas las fases de las pruebas.

Por su parte, el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, reconoció la buena voluntad del titular del sector de educación, e instó a esa cartera a continuar consultando a especialistas y a la sociedad para adoptar los reajustes necesarios.

Tras la primera jornada dedicada al perfeccionamiento del marco legal, la reunión del gabinete prosiguió el análisis de la situación socioeconómica en julio y en los primeros siete meses de este año.

Con anterioridad, la policía vietnamita inició el procedimiento legal por el caso de fraude en Ha Giang y Lang Son, al considerar que elos involucrados  muestran señales de “abuso de competencia en la ejecución de misiones”. – VNA