El exvicecanciller nipón, Katsuhito Asano. (Fuente: VNA)
Tokio (VNA) Durante los últimos 45 años, las relaciones entre Vietnam y Japón no sólo alcanzan la estabilidad política y la expansión del comercio, sino también se consolidan en el intercambio pueblo a pueblo y en los campos de educación, cultura y deportes, afirmó el exvicecanciller nipón, Katsuhito Asano.

En una entrevista concedida a los corresponsales de la Agencia Vietnamita de Noticias en Tokio con motivo del aniversario 45 del establecimiento de los vínculos diplomáticos, Asano observó que los nexos bilaterales se desarrollan de manera sostenible gracias a las similitudes entre los dos pueblos.

Resaltó la presencia del Emperador y la Emperatriz de Japón en el banquete nacional en saludo a esa conmemoración, durante la visita oficial del presidente vietnamita, Tran Dai Quang, del 29 de mayo al 2 de junio pasado, lo que demuestra el respeto del país del Sol Naciente por Vietnam.

También expresó la convicción de que una mayor colaboración en el futuro traerá perspectivas brillantes para ambas naciones.

Con respecto a la cuestión del Mar del Este, Asano enfatizó la necesidad de mantener los diálogos para evitar conflictos en esas aguas y manifestó su deseo de que los dos países fomenten la amistad con China, en aras de garantizar la estabilidad y la prosperidad en Asia - Pacífico.

Vietnam y Japón, dos países que comparten similitudes históricas y culturales, establecieron los vínculos diplomáticos en 1973 y desde entonces, se convirtieron en contrapartes importantes en diversos ámbitos, particularmente después de la proclamación de la asociación estratégica amplia y profunda por la paz y la prosperidad en Asia en 2014. 

Japón fue el primer país miembro del Grupo de los Siete en recibir a un secretario general del Partido Comunista de Vietnam (1995), en establecer la asociación estratégica con Hanoi (2009), en reconocer el estatuto de la economía de mercado del país indochino (2011) y en invitar a esta nación a una Cumbre ampliada del G7 (2016).  

Ambas partes mantienen un intercambio frecuente de visitas y los mecanismos de cooperación, así como la coordinación estrecha en los foros multilaterales.  

Particularmente, Japón es uno de los socios económicos más importantes de Vietnam.  El intercambio comercial bilateral alcanzó 33 mil 400 millones de dólares en 2017, y ocho mil 700 millones en el primer trimestre de 2018.  

El año pasado las inversiones extranjeras directas del país esteasiático en Vietnam establecieron un récord de nueve mil 110 millones de dólares, cifra que colocó a Japón en el primer puesto en la lista de los inversores de Hanoi. 

Hasta marzo pasado, la Nación del Sol Naciente contaba con casi tres mil 700 proyectos en el país indochino, con un valor total de 49 mil 800 millones de dólares. 

Japón, además, es el mayor suministrador de ayuda oficial al desarrollo (AOD) de Vietnam, centrada en los sectores de infraestructura, desarrollo de recursos humanos y respuesta al cambio climático. 

Desde 1992 hasta marzo de 2017, un total de 30 mil 500 millones de dólares en concepto de AOD fueron comprometidos por Tokio. 

La cooperación en otras esferas como seguridad-defensa, agricultura, educación-formación, empleo, cultura, turismo e intercambio pueblo a pueblo también se fortaleció. -VNA