Yakarta,  (VNA)- Nueva Zelanda contribuyó con un millón de dólares para ayudar a Indonesia a superar las graves consecuencias provocadas por el tsunami ocurrido el 22 pasado, según informó el viceprimer ministro y canciller de ese país, Winston Peters.



La financiación se destinó al Fondo de Emergencia para el Socorro en casos de Desastres de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

En un comunicado emitido la víspera, el ministro de Relaciones Exteriores neozelandés expresó la solidaridad de su país con  Indonesia, que sufrió una serie de desastres naturales en los últimos seis meses.

De acuerdo con el último balance del gobierno indonesio, el tsunami provocó 437 muertos, 16 desaparecidos y 14 mil heridos, además de dejar sin casas a más de 33 mil 700 personas.

Según Peters, el mencionado Fondo tiene la tarea respaldar a la Cruz Roja de Indonesia para brindar asistencias a las comunidades más vulnerables por los desastres y ayudarlas a tener una mejora preparación ante similares catástrofes que puedan ocurrir en el futuro.

En los últimos seis meses, tres tsunamis azotaron el país sudesteasiático, de ellos uno ocurrió en Lombok en julio y agosto,  uno en Sulawesi en septiembre y el último en el estrecho de Sunda el 22 de diciembre de 2018.-VNA