Naypyidaw (VNA) - La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) urgió al gobierno myanmeno a detener la campaña militar en el estado de Rakhine y llamó al nombramiento de un enviado especial sobre Myanmar.


Con 122 votos a favor, 10 en contra y 24 abstenciones, la ONU aprobó una resolución presentada por la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), la cual exhorta al gobierno myanmeno a permitir el acceso de personal de ayuda humanitaria, asegurar el regreso de todos los refugiados y garantizar todos los derechos de ciudadanía de los rohingyas.

También pide que el secretario general de ONU, Antonio Guterres, designe un representante sobre Myanmar. La iniciativa fue adoptada poco después de que el comité presupuestario de la Asamblea General aprobara fondos para el nuevo cargo.

Rusia, China y varios países sudesteasiáticos, incluido Vietnam, están entre los 10 estados que votaron en contra de la resolución.

Desde agosto hasta el momento, unos 650 mil rohingyas se vieron obligados a huir de sus hogares y han cruzado la frontera con Bangladesh por la escalada de los actos de violencia en Rakhine.

La situación podría ser una crisis humanitaria a gran escala y requiere grandes asistencias humanitarias internacionales. –VNA