Yakarta (VNA)- El Gobierno indonesio orientó a los habitantes de la costa sureña de la Isla de Java aplicar medidas para mitigar los efectos de los terremotos y tsunamis, ante la creciente preocupación de nuevos fenómenos de este tipo en el futuro próximo.
Consecuencia de desastres naturales en Indonesia (Foto: AFP/VNA)

El portavoz de la Agencia indonesia para la Mitigación de Desastres Naturales (BNPB), Agus Wibowo, recomendó el empleo del principio 20-20-20, que surgiere la evacuación de la población hacia edificios que posean al menos 20 metros de altura como mínimo, si un sismo dura 20 segundos, porque un tsunami podrá azotar dentro de 20 minutos.

El funcionario también destacó, entre otras medidas de prevención, la importancia de construir casas estables, capaces de soportar terremotos.

Sugirió a los locales descargar la aplicación InaRish, accesible a través del sitio web de la BNPB, para recibir informaciones y alertas sobre los fenómenos naturales.

El Gobierno indonesio también estableció el programa de Expedición Destana, mediante el cual se envían expertos a las aldeas del Sur de la isla de Java para instruir a los pobladores sobre medidas para la mitigación del efecto de esos fenómenos naturales.

Widjo Kongko, experto de la Agencia de Tecnología de ese país (BPPT), pronosticó la semana pasada que la isla de Java, especialmente la ciudad de Yogyakarta, podrá sufrir un sismo de magnitud de 8,8 grados de Ritcher, y un tsunami de 20 metros de altura.

En la costa del Sur de la isla de Java, ocurren con frecuencia los terremotos y tsunamis, debido a que se encuentra en la zona de subducción entre las placas eurasiática e indo australiana, según la Agencia de Meteorología, Clima y Geofísica (BMKG).-VNA