Bangkok, 01 ago (VNA)- Los países ribereños de Mekong y la India adoptaron hoy en esta capital tailandesa el plan de acción para el período 2019- 2022, en la cual acordaron ampliar su cooperación a nuevos sectores.

Ese consenso se alcanzó durante la X reunión de cancilleres para la colaboración Mekong- Ganges (MGC), copresidida por el vicepremier y ministro de Relaciones Exteriores de Vietnam, Pham Binh Minh, y el canciller indio, Subrahmanyam Jaishankar.
El viceprimer ministro y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, copreside la reunión (Foto:VNA)


La cita está enmarcada en la 52 Conferencia de Cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Las nuevas esferas de colaboración abarcan la gestión de recursos hídricos; la ciencia y la tecnología; el mejoramiento de capacidad y desarrollo de las habilidades; y la cooperación en la agricultura, acuicultura, salud, comercio, cultura y turismo.

Los participantes saludaron el hecho de que Nueva Delhi se ha convertido en el socio para el desarrollo de la Estrategia de Cooperación Económica Ayeyarwady - Chao Phraya - Mekong (ACMECS en inglés).

Aplaudieron los resultados de cooperación logrados como el programa becario para Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam, el establecimiento del museo de tejido tradicional de Asia en Siem Reap (Camboya) y el proyecto de construcción de centro de base de datos conjunto en la Universidad india de Nalanda.

También destacaron la asistencia del Fondo MGC a 24 proyectos en los países de Mekong, de ellos nueve en Vietnam.

Durante su intervención, Binh Minh propuso varias prioridades de cooperación en lo adelante, incluyendo el impulso de la conectividad mediante la apertura de los corredores económicos Este- Oeste y del Sur a la India a través de vías terrestres y marítimas, así como la ampliación de la carretera India- Myanmar- Tailandia a Camboya, Laos y Vietnam.

También sugirió estudiar proyectos de desarrollo de la infraestructura del transporte multimodal que conectará las naciones del Mekong con la India, facilitar el comercio y la inversión, aumentar la cooperación en la aduana, control fitosanitario y el desarrollo de cadenas de distribución en la zona.

Exhortó a promover la gestión sostenible de fuentes acuáticas, especialmente la implementación de los planes de almacenamiento y supervisión de datos en este sector, la adaptación y mitigación del cambio climático y el control de inundaciones y sequía.

Al cierre de la cita, los ministros aprobaron la Declaración de la Conferencia y acordaron organizar el próximo encuentro en Vietnam en 2020.