Son La, Vietnam (VNA) – La voz de los patriarcas en el distrito montañoso de Sop Cop, en la provincia norvietnamita de Son La, contribuye de manera activa a la divulgación de las políticas nacionales a las etnias minoritarias en esa localidad fronteriza.  

Lo Van Linh, un patriarca en la comuna, desempeñó el papel de núcleo en numerosas actividades sociales en la localidad. Esta vez dirigió la reparación de un puente colgante deteriorado después de muchos años de servicio. Su arreglo ayuda a garantizar la seguridad de los pobladores, en particular las profesoras que lo cruzan cada día para impartir lecciones. 

De acuerdo con Van Linh, quien es también secretario del Comité del Partido Comunista en Muong Va, los patriarcas deben ser ejemplo en el cumplimiento de las políticas y lineamientos del Partido y del Estado, al igual que en la divulgación de esas orientaciones a la comunidad.  

Durante los últimos años, los patriarcas han sido una voz importante en los movimientos lanzados por el Partido y el Estado para combatir los males sociales y la difusión religiosa ilegal, así como para reconciliar a las comunidades.  

También se han esforzado para ayudar a los pobladores en la aplicación de nuevos modelos de producción agrícola y para estimularles a fortalecer la protección de los hitos fronterizos, con el fin de mantener un entorno pacífico y estable para el desarrollo socioeconómico.  

Pham Van Toan, representante del Comando de la guardia fronteriza de Son La, comentó que esa unidad recibe la asistencia de los residentes  locales para cumplir sus labores de protección de la soberanía y la seguridad en las áreas limítrofes.

Con su dinamismo y responsabilidad, los patriarcas se han convertido en un puente que ayuda a fortalecer los vínculos entre las autoridades y los pobladores. – VNA