Hanoi (VNA)- La edición en inglés del periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, destacó en sus páginas el espíritu patriótico y los esfuerzos del pueblo vietnamita en la pasada lucha contra los invasores y en la actual construcción nacional.


Bajo el título “Vietnam y Ho Chi Minh: una semblanza”, Granma publicó el artículo de la reconocida periodista cubana Marta Rojas Rodríguez, quien destacó la gran victoria de la nación vietnamita antes las tropas colonialistas francesas y los imperialistas yanquis.

La victoria de Vietnam, más allá de la obligada estampida del personal yanqui de sus bases y la embajada ante el colapso desesperado de abril de 1975, sujetos los elementos, a como diera lugar, a los patines de sus helicópteros, dejó escenas que han pasado a la historia del fracaso de un imperio, escribió Marta, quien junto a Raúl Valdés Vivo fueron los primeros corresponsales de guerra cubanos en
Vietnam.
 
Esa victoria se agiganta con la pronta y sorprendente ubicación de Vietnam entre los países del sudeste asiático y de otros en el mundo, como una pujante economía y un desarrollo social y cultural impresionantes, expresó.
 
La reunificación de Vietnam fue el gran tiro de gracia del pueblo vietnamita a los imperialistas yanquis y a todas las fuerzas reaccionarias del mundo que se confabularon para exterminar al heroico pueblo y su Estado, anotó.

Es el sueño realizado de un revolucionario cuya idea consecuente fue mantenida con tenacidad –no importa la dimensión del sacrificio– durante más de 30 años, la cual trascendería después de la muerte del líder Ho Chi Minh, cuya fe en la victoria dejó sentado en su Testamento Político.
 
En su llamado a la resistencia nacional el 20 de diciembre de 1946, el fundador del primer partido marxista leninista de Indochina instó a iniciar la contienda contra el colonialismo, con cualquier medio disponible, señaló Marta Roja.

El valor extraordinario de los vietnamitas y la sabia dirección de Ho Chi Minh, supieron ganarse la solidaridad en casi todas partes del mundo, escribió y añadió que cabe a los cubanos, encabezados por Fidel, haber sido pioneros de esta acción solidaria.

Los vietnamitas aprecian en todos los foros internos y externos el contenido sincero de una frase que resume la  entrañable solidaridad expresada muchas veces por nuestro Comandante en Jefe (Fidel Castro) en los momentos más difíciles de la lucha vietnamita: “Por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre”.

Hasta los últimos momentos de su vida el Tío Ho respondía a los que no creían en la victoria y en el futuro de Vietnam, que este sería diez o cien veces más hermoso en un futuro, que hoy es absoluta realidad, concluyó.-VNA