Hanoi (VNA)- El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, urgió a las localidades afectadas por el tifón Wipha a adoptar medidas para garantizar la vida de los pobladores y superar las secuelas de la tormenta.

Secuelas del tifón Wipha (Foto: VNA)

En un telegrama enviado a los gobiernos de las provincias damnificadas, el jefe del gobierno pidió evacuar de manera urgente los pobladores que viven en las zonas de altos riesgos de deslave e inundación, y preparar refugios temporales para los mismos.

También pidió acelerar la búsqueda de los desaparecidos, suministrar productos de primera necesidad y garantizar la electricidad, agua y servicios de salud y educación.

Según el Comité Directivo Nacional para la Prevención y Control de Desastres Naturales, la tormenta Wipha, la tercera que azotó Vietnam este año, ha causado daños graves en varias provincias norteñas y centrales.

En la provincia de Thanh Hoa, las lluvias torrenciales causaron deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas, dejando un muerto y aislando a más de 200 hogares de una aldea.

La provincia norteña de Bac Kan también lamentó una muerte debido a deslave de tierra, mientras en la provincia septentrional de Dien Bien, dos personas fueron arrastradas.

En Hanoi, las fuertes lluvias dañaron una sección del dique en la comuna de Tu Nhien, del distrito de Thuong Tin.

La tormenta Wipha perdió su fuerza y se debilitó a la depresión tropical la madrugada del sábado, después de golpear la provincia norteña de Quang Ninh, informó el Centro Nacional de Pronóstico Hidrometeorológico y vaticinó que las lluvias continúan en varias localidades como Hai Phong y Hanoi, donde se han reforzado la vigilancia y las medidas necesarias para minimizar la pérdida de vida human y material. -VNA