Manila (VNA) - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que no permitirá que soldados de su país participen en conflictos armados liderados por Estados Unidos.
 
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: AFP)


Al hablar este jueves en la provincia de Iliolo, Duterte sostuvo que prohibirá el despliegue de las tropas filipinas en esos escenarios, y subrayó que la mayoría de las guerras lideradas por Washington no se relacionan con la seguridad de su país.

Refiriéndose a la guerra de Irak, dijo: “No sé exactamente cuántas tropas filipinas se desplegaron en ese conflicto. Pero, por lo que puedo recordar, la invasión fue realizada y resultó que no había armas de destrucción masiva”.

Duterte también mencionó otras guerras que involucraron a Estados Unidos.

Filipinas es un aliado de Estados Unidos. Sin embargo, sus relaciones se volvieron tensas en los últimos años, especialmente después de que la Casa Blanca criticó las operaciones antidrogas en la nación sudesteasiática, que provocó la muerte de más de tres mil personas entre sospechosos de vender drogas y consumidores.

Medios de prensa señalaron que los grupos defensores de los Derechos Humanos acusan a la policía de realizar ejecuciones sumarias, algo que las autoridades niegan. – VNA