Manila, (VNA)- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, exigió hoy al Parlamento del país sudesteasiático prolongar hasta finales de 2018 la vigencia de la ley marcial en la región de Mindanao con el fin de respaldar la lucha contra los grupos insurgentes.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


En un mensaje dirigido a los legisladores, Duterte enfatizó en la importancia de esa tarea en los esfuerzos por evitar las rebeliones de  los sujetos que apoyan al autodenominado Estado Islámico.

Según el plan, el Parlamento filipino realizará una votación para considerar la aprobación o no de esa propuesta.
El presidente filipino declaró la ley marcial en Mindanao el 23 de mayo para sofocar al grupo de Maute, inspirado por el EI, después de que atacó la ciudad de Marawi.

El conflicto de Marawi, que terminó después de 154 días de enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y el grupo Maute, cobró la vida de más de 100 soldados, al menos 47 civiles y alrededor de 800 terroristas.

Sin embargo, sigue existiendo la preocupación de que Mindanao se convierta en un semillero que atraiga a pistoleros de EI que sean expulsados de Irak y Siria. – VNA