Manila (VNA)- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se comprometió a seguir hasta el final la lucha contra las drogas, durante su discurso anual sobre el Estado de la Nación ante el Congreso.
 
Una sesión del Congreso de Filipinas (Fuente: AFP/VNA)


Este combate será “cruel y feroz” como lo realizado, reiteró la víspera el Mandatario en su tercer mensaje a la nación.

La policía filipina eliminó a más de cuatro mil 500 personas por sus presuntos vínculos con el comercio de drogas y uso de esa sustancia  desde que Duterte asumió el poder en junio de 2016.

Además, otras miles fueron ultimadas por milicias desconocidas, a las cuales las autoridades califican como miembros de la autodefensa civil o de grupos rivales.

La policía de este país rechazó las acusaciones de las organizaciones de derechos humanos y las criticas relacionadas con la campaña antidroga lanzada por el presidente Duterte, justificando que les obligan a utilizar la fuerza ya que que los individuos armados responden con violencia.  – VNA