Ciudad Ho Chi Minh (VNA) – El juicio de un caso civil entre el operador local de taxis Vinasun y Grab, un popular servicio de transporte, fue suspendido un mes después de escuchar las declaraciones de representantes de ambos lados.

Foto de ilustración. (VNA)

El jurado solicitó a Grab que presente documentos relevantes, como contratos electrónicos y otros acuerdos entre la empresa y las cooperativas de transporte.

La demanda fue iniciada por Vinasun contra Grab por acusaciones de prácticas comerciales desleales.

Vinasun, empresa que domina el mercado de transporte de taxis en la región sureña de Vietnam, ha visto su cuota de mercado gradualmente arruinada por Uber y Grab, especialmente a medida que aumenta el número de usuarios de teléfonos inteligentes en el país.

Vinasun afirma que las "operaciones ilegales" de Grab en Vietnam son las responsables de los menores ingresos de la compañía en 2016 y 2017, unos mil 756 millones de dólares.

Se trata de la primera vez que la creciente tensión entre los operadores de taxis convencionales y sus contrapartes basadas en aplicaciones llevó la lucha a la sala del tribunal, mientras que los legisladores vietnamitas buscan construir herramientas legales apropiadas para regular de manera efectiva estos servicios emergentes.

Se está preparando un nuevo borrador de decreto, que requerirá que las oficinas de Grab y Uber en Vietnam se registren para obtener licencias como una empresa que realiza “negocios electrónicos”, mientras los automóviles de transporte deben tener logotipos fácilmente identificables en las ventanas frontal y posterior. – VNA

VNA- SOC