Bangkok, mar 11 (VNA) – Tailandia reforzó la seguridad en el sur del país, tras ocurrir numerosos ataques el fin de semana pasado en las provincias de Phatthalung y Satu, donde hasta el momento no se registraban situaciones de violencia relacionadas con los rebeldes, informó la prensa local.
Policías tailandeses (Fuente: VNA)
 
Los ataques con bombas, que sucedieron los días 9 y 10 de este mes, causaron graves daños a las propiedades estatales y de empresas locales, según la misma fuente.
 
Los medios de comunicaciones tailandeses indicaron que detonaron artefactos explosivos en 11 localidades de la provincia de Phatthalung, a unos 850 kilómetros al sur de esta capital.
 
Se encontraron otras siete bombas en la provincia de Satun cercana a Phatthalung, de las cuales cinco explotaron. Las autoridades acusaron de esos ataques a grupos rebeldes, o a facciones políticas que respaldan a los mismos.-VNA