​Singapur (VNA)- Las autoridades de Singapur confirmaron la detención de dos ciudadanos seguidores de la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (EI), uno de ellos con planes de perpetrar atentados y unirse a los yihadistas en Siria o Filipinas.
Policías singapurenses (Fuente: VNA)

Los arrestos se practicaron en julio pero el Ministerio del Interior no informó de ellos hasta hoy.

Según una nota oficial, el más peligroso de los detenidos es Imran Kassim, de 34 años, que entre 2014 y 2015 intentó unirse al EI en Siria y que últimamente planeaba viajar al sur de Filipinas para sumarse a los yihadistas que ocupan parcialmente la ciudad de Marawi desde el 23 de mayo.

Imran también preparaba ataques contra militares singapurenses y secuestros con los que obtener dinero para el EI.

Por su parte, la singapurense Shakirah Begam binte Abdul Wahab, de 23 años, es una trabajadora que ha mantenido contactos con miembros del EI por las redes sociales y que es "propensa a comportamientos peligrosos".

Los cuerpos de seguridad de Singapur han detenido al menos a 14 ciudadanos en los dos últimos años por sus ideas radicales e intenciones de viajar a Siria para combatir o apoyar al EI.

El EI busca crear un califato en el Sudeste Asiático y dispone en Oriente Medio de la brigada Katibah Nusantara, integrada por combatientes procedentes de Malasia, Indonesia y Filipinas. – VNA