Singapur (VNA) - El aeropuerto singapurense Changi inauguró hoy su complejo de uso mixto Jewel (Joya), el cual cuenta con la cascada interior más alta del mundo, con 40 metros de altura, se informó aquí.
 
El complejo de uso mixto Jewel en el aeropuerto Changi (Fuente: Changi Airport)

Construido durante cinco años en una superficie de más de 135 mil metros cuadrados, Jewel comprende más de 280 tiendas y restaurantes, así como un hotel con 130 habitaciones, junto con unos dos mil árboles y más de 100 mil arbustos, con una estética que simula estar dentro de una selva tropical.

Con una inversión de mil 250 millones de dólares, la instalación conecta tres de las cuatro terminales del aeropuerto Changi, elegido el mejor del mundo por seis años consecutivos, el cual tiene forma de rosquilla, con su refinado techo de paneles de vidrio, enmarcados en acero.

Un representante del aeropuerto Changi informó que un total de 26 aerolíneas, incluida Singapore Airlines, que representan el 60 por ciento de los vuelos que salen de esa instalación, ofrecerán un check-in temprano en Jewel.

Jewel es un proyecto conjunto entre el grupo Changi Airport (CAG) y la empresa inmobiliaria CapitaLand, con el fin de asegurar la posición de Singapur como un importante centro aéreo en la región y en el mundo.

Con una creciente demanda de viajes aéreos en Asia en las próximas décadas y el aumento de la competitividad entre los aeropuertos, el director ejecutivo del CAG dijo que Jewel juega un papel clave como parte de la estrategia de Changi para mejorar la experiencia de los pasajeros, y aumentar el tráfico aéreo. – VNA