Singapur dio inicio a un estudio de 10 años sobre la demencia y depresión en los ancianos, el primero de su tipo realizado en Asia.

El viceprimer ministro singapurense Tharman Shanmugaratnam anunció la víspera que el proyecto, encargado a la Universidad Nacional, recibió una donación de un millón 800 mil dólares de la pagoda de Kwan Im Thong Hood Cho.

Uno de los temas a estudiar es la vinculación entre la soledad y el riesgo de esta enfermedad mental en los ancianos y las medidas para facilitar la circulación sanguínea del celebro.

Más de 100 residentes de edad avanzada que viven en las zonas de Jurong y Bukit Merah fueron seleccionados para participar en un programa de 10 semanas de duración para averiguar si la práctica de Taichi – arte marcial china basada en lentos y flexibles movimientos – y la terapia en combinación con el arte podrían reducir la demencia y la ansiedad.

Se calcula que los habitantes mayores de 65 años de edad ocuparán 30 por ciento de la población nacional de Singapur en 2030, y el Gobierno dedicó un presupuesto de casi 400 millones de dólares para la construcción de nuevos hogares así como centros de atención y de actividades para ese grupo, que entrarán en operación el 2016. – VNA