Singapur, 03 abr (VNA)- La aerolínea Singapore Airlines, de Singapur, anunció la suspensión de operaciones de dos de sus aviones Boeing 787-10 Dreamliner, después de detectar defectos  en el proceso de inspección.
Foto de ilustración (Fuente: AFP/VNA)

En su última declaración emitida la víspera, el transportista dijo que adoptó la decisión después de que se descubrió el deterioro de algunas cuchillas del motor. Los aviones fueron puestos a tierra en espera de la sustitución de esos equipos.

Algunos vuelos operados por la flota de aviones Boeing 787-10 se han visto afectados, informó la empresa.

La aerolínea singapurense está entre  los grandes clientes de ese modelo, que tiene una capacidad máxima de 339 pasajeros. Cuenta con  nueve aeronaves de ese tipo en su flota, y comenzó a operarlas el año pasado.

Los Boeing 737 MAX se quedaron en tierra a nivel mundial el mes pasado luego de dos accidentes mortales, de un avión de  Lion Air, de Indonesia,  y de otro de Ethiopian Airlines, de Etiopía,  ocurridos en los últimos seis meses.

El escrutinio se ha centrado en un sistema antibloqueo, desarrollado específicamente para esos aviones.

Singapur fue uno de los primeros países en prohibir  los  aviones Boeing 737 MAX  en su espacio aéreo,  luego de la  caída del vuelo de Ethiopian Airlines, ocurrida  el 10 de marzo pasado.-VNA