Bangkok (VNA)- Un total de 861 barcos pesqueros no registrados serán destruidos a mediados de diciembre por el gobierno de Tailandia, como uno de los esfuerzos para reforzar la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, por sus siglas en inglés).

De esa manera, el país sudesteasiático se propone impedir el uso ilegal de esas embarcaciones y a su vez evitar la aplicación de censuras por parte de la Comisión Europea (CE).

Según fuentes oficiales, Bangkok reporta hasta agosto pasado más de 10 mil 700 pesqueros registrados y otros seis mil 600 que aún no han declarado su actividad.

La misma fuente reveló que una reunión acerca de ese asunto tendrá lugar este mes entre representantes de este país sudesteasiático y la CE.

Las autoridades tailandesas esperan que la CE considere su empeño en el combate contra la IUU y levante  la “tarjeta amarilla” contra productos acuícolas del patio.

Datos oficiales señalan que Bangkok ingresa cada año alrededor de 500 millones de dólares por las exportaciones de productos acuáticos a Europa.

Pese a los esfuerzos gubernamentales para controlar la IUU, a mediados de mayo pasado la Unión Europea decidió mantener la tarjeta amarilla contra productos acuícolas de Tailandia. – VNA