Bangkok (VNA) – Los 12 miembros de un equipo de fútbol infantil y su entrenador, extraviados en una cueva en el norte de Tailandia hace 10 días, podrían permanecer cuatro meses en la gruta para aprender a bucear, lo que podría ayudar en su salida de la cueva inundada.
Los niños están en buenas condiciones de salud cuando los encontraron. (VNA)
Tal información fue dada a conocer hoy por las autoridades de Tailandia.

El Ejército nacional dijo que la salida es un proceso complejo  atendiendo a los numerosos estrechos pasadizos inundados a lo largo de la cueva, por lo tanto los escolares deben entrenarse en la inmersión. Mientras tanto, agregó, se seguirá drenando el agua.

Otra opción propuesta es la excavación de la cueva, en la provincia de Chiang Rai, desde arriba para encontrar otra vía de "escape". Sin embargo, hasta el momento los túneles escarbados no se han podido acercar a la gruta.

Mientras, la Agencia Meteorológica de Tailandia pronosticó que las lluvias volverán pronto y causarán la subida del nivel del agua en las cuevas, lo que obstruirá las labores de rescate.

Con anterioridad, el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, anunció que tras ocho días de intensa búsqueda, se encontraron con vida a los desaparecidos, que son 12 menores de entre 11 y 16 años, integrantes de un equipo de futbol, y su entrenador, de 26, cerca de una isleta en el interior de la gruta de diez kilómetros de largo que está parcialmente inundada con ayuda del Ejército tailandés y expertos de Estados Unidos, Japón, China y Australia.
 
Unos mil 300 efectivos han participado en las tareas de búsqueda y rescate en la gruta del parque natural Tham Luang-Khun Nam Nang Non, la cuarta más larga de Tailandia con unos diez kilómetros de longitud y frecuentes cambios de nivel.
En la operación de restaca, los equipos utilizaron unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes más anegadas, unas tareas que se han visto dificultadas por el temporal de lluvia que azota la región y problemas mecánicos.

Según la versión oficial, los desaparecidos se internaron el 23 de junio en las galerías tras un entrenamiento cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad e impidió su salida. Ante la dificultad del acceso subterráneo, las autoridades también rastrean la densa jungla de la montaña en busca de entradas alternativas a la gruta.–VNA