Bangkok (VNA)-  El Gobierno de Tailandia continuará esforzándose por el desarrollo sostenible del sector de acuicultura nacional, ratificó el viceprimer ministro Chatchai Sarikalya, durante un encuentro de trabajo con representantes de la Agencia Europea de Control de la Pesca.
 
Un barco pesquero tailandés (Fuente: jurist.org)


Según Sarikalya, Bangkok cumple estrictamente las leyes relacionadas con la pesca y la gestión de trabajadores. En ese sentido se refirió a las detenciones relacionadas con la violación jurisdiccional (88 por ciento) y el 18 por ciento referente a las actividades de pesca ilegal.

El gobierno también exhortó a todas las embarcaciones pesqueras a completar los trámites y regulaciones laborales entre el 1 de octubre de 2017 y el 23 de mayo de 2018, y advirtió que si incumplen, se prohibirán sus operaciones.

El Vicepremier también afirmó que las acciones adoptadas por Bangkok no sólo asisten al levantamiento de la tarjeta amarrilla impuesta por la Unión Europea (UE), sino también se dirigen hacia el desarrollo sustentable de la pesca.  

En la reunión, representantes de la UE destacaron la participación de Tailandia en los convenios internacionales referentes a la eliminación del trabajo forzado y la elevación de la calidad de vida de los trabajadores en la acuicultura.

El gobierno tailandés acelera los trabajos para incorporarse a la Convención 188 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la gestión de la pesca en septiembre próximo.

Pese a los esfuerzos de Bangkok en los últimos años para controlar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU), a mediados de este mes la UE decidió mantener la aplicación de la tarjeta amarrilla contra productos acuícolas de este país. – VNA