Tailandia y Arabia Saudita reestablecen nexos diplomaticos hinh anh 1El primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-cha, se reúne con el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud el 25 de enero (Foto: Casa de Gobierno)

Bangkok (VNA) - Tailandia y Arabia Saudita acordaron normalizar completamente sus relaciones diplomáticas, anunciaron los dos países en un comunicado conjunto en ocasión de la visita del primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-cha, a la nación de Oriente Próximo.

El avance histórico es el resultado de esfuerzos a largo plazo de ambas partes en muchos niveles para restaurar la confianza mutua y las relaciones amistosas, según el documento emitido la víspera.

Los dos países coincidieron en adoptar medidas encaminadas a revitalizar sus nexos bilaterales, incluido el nombramiento de embajadores en sus respectivas capitales en un futuro próximo y el establecimiento de mecanismos consultivos para consolidar su cooperación.

En los próximos meses comenzarán las discusiones en pos de promover la colaboración bilateral en áreas clave.

Durante un encuentro entre el Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, y el premier tailandés, ambas partes reafirmaron su determinación de resolver todas las cuestiones pendientes y normalizar las relaciones entre los dos reinos.

Mientras tanto, la aerolínea Saudi Airlines anunció que los vuelos a Tailandia se reanudarían en mayo próximo.

Las relaciones entre Tailandia y Arabia Saudita se han vuelto tensas después que un tailandés robó 90 kilogramos de gemas preciosas valoradas en 20 millones de dólares, incluido un raro diamante azul de 50 quilates, mientras trabajaba en la casa de un príncipe saudí en 1989.

La policía tailandesa realizó una investigación y arrestó al ladrón llamado Kriangkrai Techamong, quien luego fue condenado a cinco años de cárcel.

Sin embargo, Kriangkrai vendió la mayoría de las gemas antes de su arresto. Posteriormente, la policía tailandesa devolvió algunas de las joyas, pero los funcionarios saudíes afirmaron que la mayoría eran falsas, mientras que aún no se ha encontrado el paradero de la gema más preciosa.

Las tensiones siguieron aumentando cuando Riad envió a un empresario a investigar el caso en 1990, pero desapareció en Bangkok días después de que tres diplomáticos saudíes fueran asesinados en la capital tailandesa./.

VNA