Hanoi (VNA)- Hasta finales de 2020, la tasa del uso del efectivo en Vietnam representará el 10 por ciento de los medios de pago, y se reducirá a por debajo de ocho por ciento en 2025, según lo establecido en la estrategia de desarrollo del sector bancario.  
 
Foto de ilustración (Fuente: VNA)


La táctica traza los objetivos de desarrollo en concordancia con las condiciones socioeconómicas y la situación real del sistema bancario por períodos.

En concreto, en la fase 2018-2020 se continuará la restructuración de las organizaciones crediticias, centrada en la solución radical de las deudas males e instituciones débiles, y la mejora de su gobernanza y capacidades.

Hasta 2020, los bancos comerciales tendrán un capital propio según el estándar de Basilea II (que sirve de referencia a los reguladores bancarios, con objeto de establecer los requerimientos de capital necesarios para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos).

Además, al menos una o dos entidades bancarias se incluirán entre las 100 instituciones mayores en Asia.

En el periodo 2021-2025, se empeñarán en fortalecer la competitividad y transparencia del sistema bancario, y de dos a tres empresas figurarán en el ranking 100 de Asia en término de propiedad total.

Asimismo, se perfeccionará la constitución del banco cooperativo sobre la base de los fondos crediticios populares y se priorizará la asistencia al desarrollo de las organizaciones de microfinanzas. – VNA