Manila (VNA) - Un tribunal filipino ordenó el arresto del magnate del casino japonés Kazuo Okada, casi un mes después de que el Departamento de Justicia (DOJ) de este país recomendara presentar cargos en su contra por tres delitos de fraude.
 
El magnate del casino japonés Kazuo Okada. (Fuente: Reuters/ Japan Times)

El DOJ encontró en diciembre pasado motivos para acusar a Okada por tres cargos de estafa luego de que adquirió “por error o fraude” tres millones 150 mil dólares en salarios y honorarios de consultoría durante su mandato como director ejecutivo del operador de casinos de Manila Tiger Resort.

El juez Rolando How del tribunal de primera instancia de la ciudad de Parañaque ordenó a la Oficina Nacional de Investigación y la Policía Nacional de Filipinas presentar a Okada ante la corte. La orden de arresto fue emitida el viernes pasado y se hizo pública el domingo.

La fianza se fijó en 348 mil pesos filipinos (más de seis mil 600 dólares) para los tres cargos. Okada había presentado una solicitud al DOJ, rechazando las acusaciones infundadas en su contra.

El año pasado, el magnate japonés fue destituido como presidente de la corporación de Universal Entertainment, matriz de Tiger Resort, después de que ser acusado de apropiarse indebidamente de 20 millones de dólares. Él negó las irregularidades.

No está claro si Okada estaba en Filipinas cuando el tribunal emitió la orden de arresto. El magnate japonés fue detenido en Hong Kong (China) en agosto de 2019 por involucrarse en múltiples cargos relacionados con la corrupción y actualmente está en libertad bajo fianza. – VNA