Hanoi, (VNA) Vietnam logró varios alentadores resultados en el proceso de exigir a la Comisión Europea (CE) levantar la tarjeta amarrilla aplicada a los productos acuáticos de este país indochino, gracias a múltiples medidas desplegadas por el gobierno y los esfuerzos de toda la sociedad.

Una línea de procesamiento de atún en Vietnam (Fuente: VNA)


Hasta el momento, todas las recomendaciones relacionadas con la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) del bloque comunitario fueron legalizadas en la Ley de Productos Acuáticos (modificada) de 2017, en la que se fija etalladamente la cuota para la explotación de algunas variedades de peces según las normas internacionales.

Esa legislación incluye, además, una serie de artículos que prohíben la pesca ilegal en las aguas de otros países y estrechan el monitoreo de la higiene alimentaria y la identificación de origen de las materias importadas utilizadas en el procesamiento.

De acuerdo con el jefe en función del Departamento general de Productos Acuáticos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Nguyen Ngoc Oai, su unidad está acelerando el proceso de instalación del sistema de posicionamiento satelital Movimar en los pesqueros de más de 24 metros de longitud.

Subrayó que su cartera y el Ministerio de Defensa coordinan en la supervisión de las actividades de los pesqueros y estrechan lazos con otras organizaciones internacionales en la lucha contra la IUU.
Según los datos de la Asociación nacional de Procesadores y Exportadores de Productos Acuáticos, Vietnam cuenta hoy con 62 empresas que firman el compromiso de combatir contra la pesca ilícita, con el propósito de cumplir los estándares de exportación a los mercados europeos.

Se prevé que la CE envíe en enero próximo una delegación a Vietnam, a fin de inspeccionar los esfuerzos de este país en esta lucha, como condición vital para el levantamiento de la “tarjeta amarilla” impuesta desde octubre de 2017.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Nguyen Xuan Cuong, confirmó la determinación de Vietnam por encaminarse al levantamiento de la tarjeta amarilla, en contribución a construir  una industria de pesca sostenible y responsable.

Para lograr este objetivo, Xuan Cuong destacó la importancia de la reorganización de la producción, centrado en el mejoramiento de las labores de procesamiento y participación en las cadenas de valor.

En una reciente reunión con las autoridades vietnamitas, representantes de la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca de la CE afirmaron su disposición de intercambiar experiencias con Hanoi en la lucha contra la IUU.

El 23 de octubre de 2017, la Comisión Europea impuso la tarjeta amarilla a Vietnam, alegando que los esfuerzos de este país no fueron suficientes para combatir la pesca IUU. Hanoi tiene seis meses para desplegar las medidas destinadas a eliminar la explotación ilegal en concordancia con las recomendaciones de la UE. – VNA