Vietnam destaca el importante papel del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en la promoción del uso de la energía nuclear con fines pacíficos y la prevención de la proliferación de las armas atómicas.

La valoración fue expresada por el embajador Le Hoai Trung, jefe de la misión diplomática vietnamita ante la ONU, en su intervención durante un pleno de la Asamblea General, en Nueva York para analizar el informe del OIEA.

Vietnam participó en la reunión de dos días de duración, concluida la víspera, como presidente del Consejo de Gobernadores de esa institución, para el mandato 2013-2014.

Hoai Trung avaló las actividades de la OIEA en el uso de esa energía, la colaboración y la transferencia de tecnología y las garantías de la seguridad en el mundo.

Esa entidad desempeñó un papel central en la asistencia a países en vías de desarrollo, entre ellos Vietnam, para elevar la capacidad de sus estudios y la aplicación de sus usos, en contribución al desarrollo socioeconómico y la materialización de los Objetivos de Desarrollo de Milenio, agregó.

Durante los últimos tiempos, Hanoi es un miembro activo del OIEA, dijo tras enfatizar que la elección del país indochino como presidente de su Consejo de Gobernadores en septiembre pasado ofreció una buena oportunidad para su participación en los proyectos de esa entidad global.

Ese acontecimiento evidencia la política consecuente del gobierno vietnamita de aprovechar las fuentes de la energía nuclear con fines pacíficos, de acuerdo con el diplomático.

Felicitó en esta ocasión al reelecto director general del OIEA Yukiya Amano para los próximos cuatro años.

Tras las reuniones, los participantes del evento aprobaron una resolución sobre el informe de esa entidad, presentado por Hoai Trung.

Vietnam que participa en la organización desde 1978, fue nominado como miembro del Consejo en los períodos 1991-1993, 1997-1999 y 2003-2005.

Fundada en 1957, la estructura desempeña un papel central en la cooperación internacional con el fin de acelerar la utilización de la energía atómica por la paz, la salud y la prosperidad en todo el mundo.

Teniendo como objetivo asegurar la nula utilización de tal fuente energética con fines militares, la agencia establece normas de seguridad nuclear y protección ambiental y ayuda a los países miembros mediante actividades de cooperación técnica.

Cuenta con asesores, equipos y capacitación para suministrar asistencia a los gobiernos de estados en desarrollo y promueve la transmisión de conocimientos teóricos y prácticos para que los países receptores puedan ejecutar eficaz y seguramente sus programas atómicos.

Formula también normas básicas de seguridad para la protección contra radiaciones y publica reglamentos y códigos de prácticas sobre determinados tipos de operaciones, incluido el transporte de material radioactivo.-VNA