Vietnam prioriza bienestar social y seguridad del pueblo hinh anh 1El ministro de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales de Vietnam (Fuente:Vietnamplus)

Hanoi - El objetivo principal del sector de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales en 2022 es centrarse en los campos del bienestar y seguridad social, como contribución al proceso de recuperación socioeconómica de Vietnam

El ministro de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales del país, Dao Ngoc Dung, lo compartió con el periódico electrónico Vietnamplus al referirse a las políticas y soluciones que la cartera implementará en 2022.

Implementan políticas "aceleradas"

Al decir del titular Dao Ngoc Dung, el sector constituye una rama cuyo campo de actividad está relacionado con las cuestiones de todo el pueblo y el ámbito de gestión de la industria incluye 55 millones de trabajadores, tres millones de personas con protección social y más de 20 millones de pobres.

La implementación de las políticas relativas a esas personas ha llamado la atención de un gran número de habitantes, especialmente los proyectos de apoyo en el contexto de la pandemia de la COVID-19.

En todo el mundo, la evolución complicada de la epidemia ha provocado numerosos impactos en las distintas poblaciones, sobre todo los grupos vulnerables.

Ante esta dura realidad, el Ministerio de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales de Vietnam ha coordinado con otras carteras y ramas concernientes, a fin de presentar al Gobierno propuestas para que emita políticas de apoyo en aras de asegurar el bienestar social y ayudar a la población a superar las dificultades, particularmente las Resoluciones 68, 116 y 126, señaló.

De conformidad con las Resoluciones número 68 y 118, en solo cuatro meses, se desembolsaron más de tres mil 304 millones de dólares en las tareas de apoyo a las personas en el contexto de la pandemia de la COVID-19.

El número de los beneficiarios superó los 44 millones de personas, según datos oficiales.

Junto a la implementación de las medidas del distanciamiento social contra la pandemia a lo largo del país, el despliegue de las Resoluciones 68 y 118 ha traído resultados muy prácticos con un alto consenso de la población y los trabajadores.

Para satisfacción de Vietnam, todos los objetivos establecidos en las dos resoluciones se completaron y superaron.

Tales decisiones importantes son las que ayudan a complementar y aumentar rápidamente la capacidad operativa del sistema de bienestar social para responder de manera más efectiva durante los tiempos de pandemia.

De acuerdo con Dao Ngoc Dung, en la actual coyuntura de una enfermedad tan fuerte, resulta necesario establecer una red de bienestar social más amplia, inclusiva y sostenible, la cual debe cumplir con los objetivos de prevenir, reducir y evitar los riesgos a los trabajadores y pobladores.

También, hizo hincapié en la importancia de crear un mercado laboral sincrónico, saludable y desarrollado según la dirección moderna, con vistas a poder integrarse al contexto general y al mundo, para no quedarse aislado ni frenar el progreso de la economía.

Dentro del programa de recuperación socioeconómica, la recuperación social se encuentra entre los cinco contenidos más importantes y en él se incluyen los asuntos relativos al bienestar social; así lo garantizó el ministro.

Reformar radicalmente la formación profesional deviene una prioridad en aras de lograr la estabilidad del mercado laboral. Por tanto, resulta necesario concentrarse en la formación de un sistema de oferta y demanda de mano de obra y en la capacitación de los empleados para aumentar la proporción de trabajadores calificados.

Actualmente, Vietnam cuenta con 70 por ciento de trabajadores capacitados, entre ellos 24,5 por ciento tiene certificaciones de algún oficio.

Si se quiere asegurar los recursos humanos a favor del desarrollo nacional, la formación profesional de alta calidad debe ser un tema prioritario. En este sentido, a partir de 2022, necesitan centrarse en sentar las bases para una formación profesional de alta calidad.

A la vez, hay que fijarse en la construcción de un sistema del bienestar social en el que todas las personas participen y disfruten de las políticas, apuntó./.