Hanoi (VNA) - Vietnam muestra resultados positivos en el desarrollo socioeconómico en los primeros siete meses del año, con una macroeconomía estable y un buen control de la inflación, en el contexto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, reiteró el ministro Mai Tien Dung, jefe de la Oficina gubernamental.
 
El ministro Mai Tien Dung, jefe de la Oficina gubernamental de Vietnam, en la rueda de prensa tras la reunión ordinaria del Gobierno correspondiente al mes de julio (Fuente: VNA)


Al hablar la víspera en una conferencia de prensa después de la reunión ordinaria del gobierno correspondiente a julio, Tien Dung dijo que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en este mes cayó un 0,09 por ciento con respecto a junio, tras tres meses consecutivos de incrementos.

El IPC promedio en el período subió 3,45 por ciento, inferior al 3,91 por ciento registrado en el mismo lapso de 2017, precisó.

El sector industrial fue la fuerza motriz del crecimiento de la economía nacional, indicó, y señaló que el índice de producción industrial en julio aumentó 14,3 por ciento en comparación con el mismo mes de 2017.

Mientras, apuntó el funcionario, el sector agrícola registró resultados impresionantes, con el incremento de 5,7 por ciento de la producción acuática.

En ese período, el país disfrutó de un superávit comercial de tres mil 100 millones de dólares, que equivale al 2,3 por ciento de los ingresos por las exportaciones.

Refiriéndose a la inversión extranjera directa (IED), Tien Dung destacó el crecimiento de los flujos de capital foráneos en Vietnam, con un valor total de 23 mil millones de dólares, y agregó que el desembolso de la IED se estimó en más de nueve mil 800 millones de dólares, un alza interanual de 8,8 por ciento.

Por otro lado, indicó, unos 78 mil nuevas empresas se fundaron en dicho lapso, con un capital registrado de 33 mil 340 millones de dólares, cifras que representan aumentos respectivos de 3,9 por ciento y 11,6 por ciento.

Casi 18 mil 700 compañías reanudaron sus operaciones, una subida interanual de 6,5 por ciento, añadió.

Con esos resultados, precisó, las entidades crediticias internacionales reconocieron los esfuerzos de la reforma económica en Vietnam y se mostraron optimistas en torno a las perspectivas del crecimiento del Producto Interno Bruto de este país.

En concreto, dijo, el Banco Asiático para el Desarrollo pronosticó que la economía vietnamita crecerá 7,1 por ciento en 2018, mientras que el banco británico Standard Chartered predijo una expansión de siete por ciento y una tasa de inflación de cuatro por ciento.

Con respecto al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, señaló, Vietnam subió 11 posiciones al ubicarse en el puesto 57 de los 156 países y territorios, (tercer lugar en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), detrás de Singapur y Malasia).

El país también escaló dos posiciones y se colocó en el puesto 45 en el Índice Global de Competitividad (cuarto lugar en la ASEAN tras Singapur, Malasia y Tailandia), reveló.

Según el último informe del Banco Mundial, indicó, Vietnam trepó de la posición 39 a la 25 entre los 160 países encuestados en el Índice de Desempeño Logístico.

Sin embargo, Tien Dung señaló algunas dificultades para alcanzar un pleno desarrollo socioeconómico, incluida la complicada situación meteorológica, los aumentos de precios, las barreras en la expansión de operaciones de empresas domésticas y la tardanza en la conversión de empresas estatales en sociedades anónimas.

Informó que durante la reunión ordinaria gubernamental, el primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, ordenó a las agencias pertinentes a elaborar soluciones encaminadas a abordar esos problemas de manera oportuna. – VNA