Hanoi (VNA) - Vietnam siempre coordina constructivamente con otros miembros de la Convención sobre las Armas Químicas para elevar la importancia del desarme de las armas de destrucción masiva en general y de las químicas en particular, aseveró el viceministro de Industria y Comercio del país indochino Do Thang Hai.
Do Thang Hai recibe a Ahmet Üzümcü (Fuente: VNA)

En una recepción ofrecida la víspera en esta capital para el director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), Ahmet Üzümcü, el también jefe de la Agencia Nacional de Vietnam a cargo de implementar la mencionada convención mostró su apoyo al cumplimiento cabal de la misma y condenó todas las acciones con armas químicas.

Sin embargo, hizo hincapié en la necesidad de garantizar los derechos e intereses legítimos de los países en el desarrollo de la industria química con fines pacíficos.

Hanoi valora mucho el apoyo de la OPCW al proporcionar equipos y elevar la capacidad profesional de los funcionarios y expertos vietnamitas en la industria química mediante cursos de capacitación, conferencias y talleres, expresó.

Pidió a Ahmet Üzümcü que continúe respaldando a Vietnam en la ejecución de acciones en el marco de la convención, especialmente en materia de seguridad química y la aplicación de acceso a “químicos verdes” en la producción.

Desde la firma de la Convención en 1993 y su aprobación en agosto de 1998, Vietnam ha cumplido activamente con sus obligaciones como país miembro. En ese sentido, promulgó documentos legales para su implementación en 2005, los cuales fueron enmendados y complementados en 2014.

Durante la visita a Vietnam en 2006, el entonces director general de OPCW Rogelio Pfirter destacó que la nación sudesteasiática fue una de las primeras que emitió y luego completó las regulaciones legales sobre la implementación del convenio, demostrando la seriedad de Hanoi en el cumplimiento pleno de los compromisos que asumió al suscribir el documento.

Los lazos entre Vietnam y la OPCW han progresado desde la entrada en vigencia del convenio, especialmente en la sensibilización del público sobre las armas químicas y la capacitación de expertos técnicos.

La OPCW celebró siete conferencias en Hanoi, mientras que el país también recibió delegaciones de inspectores de esta organización, quien verificaron los datos de las instalaciones de fabricación de productos químicos.

También cumplió plenamente con el deber de presentar un informe anual a la OPCW de acuerdo con las regulaciones de la Convención sobre las Armas Químicas.

El país se postuló incluso para un puesto en el consejo ejecutivo de la OPCW para el mandato de 2016-2018.-VNA