Moscú  (VNA) – Expertos, investigadores y estudiantes rusos sobre Asia- Pacífico discutieron acerca de la situación en el Mar del Este, después del veredicto emitido el 12 de julio pasado por la Corte Permanente de Arbitraje (PCA) de La Haya, Holanda.

Panorama de la cita (Fuente: VNA)


En un simposio científico celebrado en esta capital, los participantes deliberaron sobre temas relacionados con los conflictos en el Mar del Este y el significado del fallo del PCA para la solución pacífica de las controversias desarrolladas en esas aguas, así como las reacciones de la comunidad internacional ante la mencionada decisión.

También estudiaron los impactos del fallo de PCA a la economía de los países en la región, al sistema de seguridad regional, y la posición de Rusia en la cuestión.

En sus palabras de apertura de la conferencia, el director del Centro de Estudios sobre el Sudeste de Asia, los continentes de Australia y Océano, doctor Dmitry Mosyakov, valoró que la situación en el Mar del Este se mantiene y no se complicaría, a pesar de que China rechazó el veredicto de PCA.

Subrayó que Moscú mantiene su posición neutral en asunto, y Rusia siempre considera importante y aboga por la solución pacífica de las controversias en el Mar del Este.

Por su parte, el secretario general del Instituto Internacional para la Paz Vienna, Grigory Lokshin, dijo que el fallo de PCA señala que la inventada “línea de nueve tramos” de China carece de fundamento legal, por lo que Beijing no tiene derecho para establecer una zona económica exclusiva sobre el archipiélago Truong Sa (Spratly) de Vietnam.

El 12 de julio pasado, PCA emitió el fallo final sobre la demanda planteada por Filipinas contra China hace tres años y declaró que la llamada “línea de nueve puntos” de Beijing contradice los términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

Afirmó que China no tiene base legal para reclamar “derechos históricos” sobre los recursos dentro de esa inventada línea de demarcación, y dejó daños duraderos a los ecosistemas de arrecifes de coral en el archipiélago de Truong Sa (Spratly).

También destacó que Beijing afectó a los derechos de pesca tradicional de Filipinas en el arrecife de Scarborough en el Mar del Este.-VNA