(Fuente: VNA)

Tokio (VNA) - El aditivo de ácido benzoico que autoridades de Japón descubrieron en la salsa picante de la marca Chinsu, importada de Vietnam, se utiliza también en varios alimentos en el país esteasiático, afirmó Ta Duc Minh, consejero comercial de Hanoi en Tokio.

Tal información se dio a conocer a la Agencia Vietnamita de Noticias después de que el Servicio de Salud Pública y Bienestar Social de Tokio anunció el 8 de marzo pasado el retiro por el Centro de Salud Pública del distrito Shinjuku de todas las botellas de ese producto en una tienda local.

Según las autoridades japonesas, la etiqueta de ese artículo no incluye los aditivos, hecho que viola la legislación nacional sobre la higiene y el etiquetaje de los alimentos.

De acuerdo con Duc Minh, el nivel permitido de los aditivos como el ácido benzoico o el benzoato de sodio en Japón es de 2,5 gramos por kilo. Más concretamente, la tasa en la margarina es de 1 gramo por kilo; en el jarabe y la salsa de soja, 0,6 gramos; y en otros productos de confitería, un gramo.

Con respecto al caso de Chinsu, las autoridades japonesas solo confirmaron que el ácido benzoico no se puede usar en la salsa picante en este país, recalcó.

Los envases retirados se enviaron desde Vietnam el 7 de diciembre de 2018 y fueron suministradas por la empresa ISC Industrial e importadas por Javis, con sede en Osaka.

Posteriormente, el Centro de Salud Pública de la ciudad de Osaka detectó que ese artículo contiene el ácido benzoico, y el ácido sórbico.

Duc Minh dijo que el producto importado y distribuido por la compañía japonesa violó la cláusula 2, artículo 11 de la ley sobre higiene de los alimentos, la cual prohíbe el uso de los aditivos benzoicos en la salsa picante; e infringió la legislación referida al etiquetado de alimentos.

Como resultado, el Departamento de Salud de Osaka pidió al importador que retirara todos los artículos relacionados.

Sin embargo, las pruebas señalan que la cantidad máxima de ácido benzoico en botellas de Chinsu importadas a Japón es de solo 0,45 gramo por kilo.

El sitio web www.city.osaka.lg.jg aseguró que una persona con peso de 50 kilos puede consumir 0,56 kilos de salsa picante (con aproximadamente 0,22 gramos de ácido benzoico) todos los días durante toda su vida sin que la salud se vea afectada.

Después de que las autoridades japonesas decidieron retirar la salsa de chinsu, el producto aún se vendía en algunos prestigiosos sitios de comercio electrónico en Japón, como Yahoo! Shopping Japan, amazon.jp y buyee.jp.

Ante esta situación, la representación comercial de Vietnam en Japón aconsejó a las empresas a tener cuidado y estudiar las regulaciones de importación japonesas.

Duc Minh afirmó que antes de exportar cualquier producto, las empresas deben pedir a sus socios que proporcionen las informaciones relacionadas con sus mercancías.

Particularmente, los exportadores de alimentos necesitan prestar especial atención a ese asunto, ya que Japón es un mercado exigente, subrayó. –VNA