Autoridades del distrito de Can Loc de la provincia centrovietnamita de Ha Tinh emprendieron hoy en la histórica encrucijada Dong Loc el proyecto de detección y desactivación de artefactos explosivos remanentes después de las pasadas guerras contra los invasores extranjeros.

Las fuerzas especializadas realizan detección de bombas (Fuente: VNA)


Con una asistencia financiera no reembolsable de casi cuatro millones de dólares del gobierno nipón, las fuerzas participantes llevará a cabo esas labores en una superficie de dos mil 550 hectáreas contaminadas por las bombas y minas de 12 comunas en los distritos de Ky Anh y Truong Son, además de Can Loc.

El plan se desarrollará en el período 2015- 2017 con el fin de impulsar el desarrollo socioeconómico sostenible, infraestructural; construcción de obras públicas, de bienestar social; producción agrosilvícola de las áreas afectadas por los artefactos armamentísticos.

Ha Tinh figura como un territorio con gran proporción de suelo contaminado de 38,8 por ciento y todas las 261 unidades a nivel comunal cuentan con filones sin ser explotadas.- VNA