Singapur (VNA) - Los conductores en Singapur que cometan infracciones en la vía pública ahora podrán enfrentar fuertes penas de cárcel y otras severas sanciones, tras la aprobación por el Parlamento de este país de nuevas enmiendas a la Ley de Tránsito Vial.
 
Foto de Ilustración (Fuente: www.straitstimes.com)

El conductor culpable por primera vez de la muerte de una persona, en un accidente de tránsito, puede ser condenado con hasta ocho años de cárcel, tres años más en comparación con la ley antes de su modificación, y  no podrá conducir vehículos durante 10 años.

Si el mismo es acusado por segunda vez de ese delito, puede enfrentar hasta 15 años de prisión en lugar de los cinco estipulados en el reglamento anterior. La sanción dependerá de la magnitud del daño causado.

Josephine Teo, viceministra de Asuntos Internos de Singapur, al referirse a estas medidas enfatizó en la importancia de elevar la seguridad del tránsito, y agregó que con tal propósito  es necesario además mejorar la preparación de los conductores y la infraestructura vial.-VNA