Yakarta (VNA) – Al menos 131 personas fallecieron y 236 están heridas a causa del terremoto de magnitud 6,9 grados en la escala abierta de Richter que sacudió la isla indonesia de Lombok el domingo pasado, según un balance oficial dado a conocer hoy, una semana después de que otro sismo dejara 17 fallecidos en esa isla volcánica.

Debido al desastre natural, más de 156 mil personas perdieron sus hogares y duermen en refugios improvisados, sin alimentos, agua potable y medicamentos, mientras  decenas de miles de viviendas, escuelas y centros de culto espiritual fueron dañados.

Tal situación obligó a las autoridades locales a pedir al gobierno  movilizar más personal a favor de las víctimas.

Sutopo Purwo Nugroho, un portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia, aseguró que los esfuerzos para evacuar a la población se han intensificado, pero advirtió que  todavía hay muchos problemas sobre el terreno.

Las carreteras y puentes fueron dañados, algunos lugares son de difícil acceso y no tenemos suficiente personal, agregó.

En la provincia de las Islas menores de la Sonda occidentales, donde se encuentra Lombok,  faltan alimentos, medicinas y personal médico, señaló el gobernador Muhammad Zainul Majdi.

Según el Ejército nacional, tres aviones Hércules que llevan alimentos, medicamentos y agua potable se movilizan a Lombok.-VNA