Kuala Lumpur, 14 mar (VNA) - El número de las escuelas cerradas por la fuga química en el estado de Johor, en el sur de Malasia, aumentó de 34 a 111 en solo un día debido a que la situación se vuelve más grave, según informó una fuente oficial.

La fuga química en el estado de Johor, Malasia intoxicó a más de 200 personas (Fuente: AP)

En una declaración la víspera, el ministro de Educación de Malasia, Maszlee Malik, confirmó que su cartera adoptó la decisión de cerrar los centros docentes después de considerar la situación actual y recibir la alerta del Comité de gestión de desastre de Johor.

La fuga química, ocurrida la semana pasada, intoxicó a más de 200 alumnos, maestros y trabajadores. Las víctimas fueron hospitalizadas después de inhalar metano, gas emanado de desechos químicos que se vertieron ilegalmente en un río cercano a las escuelas.
 
Hasta el momento, 44 personas se mantienen hospitalizadas, 33 de ellas son alumnos.

A principios de esta semana, las autoridades malasias arrestaron a tres sospechosos del incidente. -VNA