Phnom Penh (VNA) - La economía de Camboya crecerá un 6,9 por ciento el próximo año, más que el aumento proyectado del 6,8 por ciento en 2017, a pesar de los riesgos, incluida la incertidumbre sobre las elecciones de 2018, pronosticó el Banco Mundial (BM).

El crecimiento económico del país ha rondado el siete por ciento en los últimos seis años, señaló la institución.

El BM indicó que las exportaciones textiles se moderaron y el sector de la construcción mostró signos de desaceleración; sin embargo, las exportaciones manufactureras aumentaron y Camboya atrajo a más turistas, en particular los de China.

Las perspectivas para el crecimiento económico de Camboya siguen siendo positivas, pero una posible desaceleración de la economía regional, especialmente de China, y las posibles incertidumbres relacionadas con las elecciones plantean riesgos de reducción, expresó.

Con anterioridad, el primer ministro Hun Sen afirmó este miércoles que la situación política del país  se mantiene estable tras la disolución del Partido de Salvación Nacional de Camboya (CNRP) en concordancia con un veredicto de la Corte Suprema.

Aseveró que el sector de confecciones textiles y calzados del país no se ve afectado por la disolución del CNRP, ya que Camboya tiene muchos socios internacionales.

Las confecciones textiles y el calzado constituyen la más importante rama de exportación de Camboya, con Europa y Estados Unidos como sus principales mercados. El rubro crea empleos para cerca de 754 mil trabajadores nacionales y genera un ingreso anual de siete mil 300 millones de dólares, cifra que representó el 74 por ciento del valor de las exportaciones del país en 2016. – VNA