Phnom Penh (VNA)- La economía de Camboya prevé alcanzar un crecimiento de siete por ciento este año, nivel superior al 6,9 por ciento registrado en 2017, según un informe publicado por el Banco Mundial (BM).

La organización multinacional atribuye ese logro al aumento de la demanda exterior y el incremento de la confianza de los inversionistas.

De acuerdo con el BM, las exportaciones de calzados y los productos turísticos y de confecciones textiles reportaron un alza interanual de 16 por ciento en el primer trimestre del presente año.

En tanto, la nación sudesteasiática recibió en el primer semestre a alrededor de tres mil viajeros, 13,6 por ciento más que en igual período de 2017, debido a la gran ola de vacacionistas chinos que llegaron a ese país por vía aérea.

El mismo balance indica que las inversiones colocadas en Camboya -en su mayoría en el sector de la construcción-, ascendieron durante los últimos años.

Añade que en especial el capital proveniente de Beijing creció de forma enérgica por el interés de los hombres de negocios de ese país en aprovechar los recursos humanos de bajo costo para impulsar el progreso de los sectores inmobiliario y manufacturero.

Sin embargo, el BM señaló también algunas amenazas para la economía de Phnom Penh como el ascenso del proteccionismo y el limitado acceso a los mercados de países desarrollados. -VNA