Phnom Penh, 16 nov (VNA)- Dos de los líderes de los Khmers Rojos en Camboya- régimen que gobernó en ese país entre 1975 y 1979, han sido declarados culpables de genocidio y condenados a cadena perpetua por el tribunal internacional de ese país,  casi cuatro décadas después de su caída.
Khieu Samphan, de 87 años, titular del presídium de la llamada entonces Cambodia Democrática (Fuente:AFP/ VNA)

Khieu Samphan, de 87 años, titular del presídium de la llamada entonces Cambodia Democrática, y Nuon Chea, de 92 años, este último el "número dos" de los Khmers Rojos, fueron considerados culpables de crímenes contra la humanidad y genocidio, anunció hoy las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya contra Crímenes de Lesa Humanidad de ese régimen (ECCC).

El portavoz de ECCC, Neth Pheaktra, llamó a este veredicto un hito histórico para este tribunal, para Camboya, para el mundo y para la justicia internacional.

En una rueda de prensa efectuada después de darse a conocer el fallo, el viceprimer ministro permanente del país indochino, Bin Chhin, informó que el pasado negro sobre los Khmers Rojos será incluido en los textos escolares para que las generaciones futuras lo conozcan.

Mientras tanto, el director del Centro de Datos de Camboya, Youk Chhang, mostró su esperanza de que el veredicto emitido hoy cierre las páginas dolorosas de la historia camboyana.

Se trata de la primera vez que altos cargos de los Khmers Rojos son declarados culpables de genocidio y condenados a cadena perpetua por ese motivo.

El Tribunal de Camboya los condenó a cadena perpetua en 2014, tras determinar que eran culpables de "exterminio, persecución política y otros actos inhumanos, entre los que se encuentran los traslados forzosos, las desapariciones forzosas y los ataques contra la dignidad humana".

Se cree que alrededor de dos millones de personas murieron bajo el régimen de los Khmers Rojos, entre 1975 y 1979.

Chea y Samphan habían negado hasta mayo de 2013 su responsabilidad por los crímenes del régimen e incluso habían llegado a argumentar que desconocían lo sucedido, si bien pidieron perdón a las víctimas.

ECCC, dirigido por Camboya y Naciones Unidas, fue establecido en 2005 con el objetivo de juzgar a los principales responsables de los crímenes cometidos en la época de los Khmers Rojos.