Kuala Lumpur, 25 jun (VNA)- Cientos de escuelas de Malasia fueron obligados a cerrar sus puertas debido a una fuga de una planta química en el distrito de Pasir Gudang, en el estado de Johor, informaron hoy las autoridades locales. 
 
La fuerza de rescates en el estadio de Pasir Gudang (Fuente: straitstimes.com)
Se trata del segundo caso relacionado con ese gas tóxico, registrado en esta zona en los últimos tres meses. 

Según el gobernador del estado de Johor citado por la agencia de noticias Bernama, tras el incidente, alrededor de 75 personas fueron trasladadas a hospitales para recibir atención médica.   

El Gobierno local ordenó cerrar 457 centros docentes, incluidos tres institutos, 111 escuelas públicas, 14 privadas, y 347 jardines de infancia. 

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, instó a investigar a 30 compañías que operan en este territorio, y se comprometió a aplicar sanciones severas contras los responsables. 

En marzo pasado, miles de pobladores del distrito de Pasir Gudang, del mismo estado, fueron hospitalizados por envenenamiento químico, como consecuencia de las actividades de vertimiento de residuos tóxicos a un río cercano a las escuelas. 

Ante esta situación, los pobladores locales mostraron su inquietud y exigieron al Gobierno a investigar el caso de manera seria. –VNA