Yakarta (VNA) - Autoridades indonesias cerraron hoy el aeropuerto internacional Ngurah Rai en la isla turística de Bali después de que el volcán Agung despidiera columnas de humo y cenizas de dos mil metros de altura.
 
El volcán Agung, en Bali, Indonesia, despedió columnas de cenizas (Fuente: EPA)


El aeródromo, también conocido como Aeropuerto Internacional de Denpasar, no recibirá ningún vuelo a partir de las 03:00 (hora local) y  permanecerá cerrado al menos hasta las 19:00 (hora local) del viernes, de acuerdo con el departamento de relaciones públicas.

Según las previsiones meteorológicas, las cenizas volcánicas alcanzarán el aeropuerto este viernes por la mañana, dijo en un comunicado el portavoz de la terminal aérea, Yanus Suprayogi, y agregó que se podría revisar una extensión del cierre después de las 19:00 locales.

Antes de esa decisión, ya se habían cancelado unos 50 vuelos a Bali, incluidos los operados por AirAsia con sede en Malasia y JetStar de Australia, lo que afectó a más de ocho mil pasajeros.

El volcán Agung, ubicado aproximadamente a 70 kilómetros (45 millas) al noreste del centro turístico Kuta de Bali, entra con frecuencia en erupción desde que despertó el año pasado. En noviembre, la amenaza de ceniza volcánica provocó el caos en el transporte y golpeó la lucrativa industria turística de Bali y su economía en general.

La última gran erupción de Agung en 1963 dejó unos mil 600 muertos. El año pasado su actividad se incrementó y decenas de miles de personas tuvieron que ser desalojadas, pero en febrero de este año las  autoridades disminuyeron su estado de alerta del nivel más elevado.

Con más de 130 volcanes activos, el mayor número en el mundo, Indonesia se sitúa en el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de colisión de placas tectónicas donde se producen numerosos sismos y erupciones volcánicas. – VNA