Ciudad Ho Chi Minh, 07 oct (VNA) - Ciudad Ho Chi Minh recibe cada año de seis a siete millones de turistas extranjeros, pero según expertos esa cifra no se corresponde con sus grandes potencialidades, pues numerosos sitios históricos y culturales de la mayor urbe sureña todavía no son explotados como productos turísticos.  

Visitantes en Ciudad Ho Chi Minh (Fuente: VNA)


Ubicada en la archidiócesis de Ciudad Ho Chi Minh, una casa de madera con techo de tejas guarda un rasgo de apacibilidad frente a la vida vertiginosa en esta urbe que nunca duerme. La elegancia de esta arquitectura de más de 200 años de edad atrae la atención de los turistas extranjeros, quienes, no obstante, encuentran difícil tener acceso a la casa.  

Mientras, Giac Vien, la pagoda más antigua en Ciudad Ho Chi Minh con una historia de casi 300 años y la arquitectura típica del Sur, tampoco es conocida por los viajeros.

Tran Huu Quang, pintor miembro de la Asociación de Bellas Artes de la urbe, observó que resulta modesta la cantidad de visitantes en las pagodas con alto valor arquitectónico como Giac Vien, y consideró que es necesario que los gestores de esas construcciones coordinen con las agencias de viajes para promocionar esos sitios.

Numerosos turistas manifestaron la esperanza de explorar nuevos lugares en Ciudad Ho Chi Minh, especialmente los sitios culturales e históricos.

La demanda de los turistas extranjeros de explorar los vestigios asociados con la historia y la cultura de un país es siempre alta. Sin embargo, numerosos de esos lugares en Ciudad Ho Chi Minh todavía no son incluidos en los servicios de la industria del ocio.

Le Thanh Tung, guía de la agencia de viajes Le Vietnam Travel, destacó la necesidad de diversificar losproductos y servicios turísticos, para estimular a los viajeros a regresar a Ciudad Chi Minh.

Además de incrementar la conectividad entre los gestores de los vestigios y las compañías de viajes, es importante también un cuidado más riguroso a esas construcciones, pues muchas necesitan ser restauradas.

Según el culturalista Phan An, es vital que las actividades de reparación respeten la antigüedad de las obras, es decir, no se debe perjudicar los rasgos originales de las construcciones.

Explotar las potencialidades turísticas de los vestigios no solo ayuda a promover los valores históricos de Ciudad Ho Chi Minh y la región sureña, sino que también contribuye a encadenar los sitios patrimoniales en Vietnam. - VNA