Hanoi (VNA) En Vietnam los padres suelen pagar mucho dinero para que sus niños atiendan a las clases de idioma inglés impartidas por hablantes nativos. La pagoda Phap Van, en Hanoi, ofrece todos los domingos por la mañana un curso similar, pero sin costo alguno.

La Clase Feliz se abrió en julio de 2017, con el objetivo de crear un espacio de estudio y recreación para los niños cuyos padres no tienen suficientes recursos financieros para pagar los centros de enseñanza.  

Nguyen Minh Anh, cofundadora de esa iniciativa, expresó: “Entendemos que muchos niños y personas con discapacidad no tienen tanto dinero para aprender inglés en cursos caros. Nuestra misión es compartir el conocimiento con otros.”

La clase especial atrajo la asistencia de decenas de niños residentes en las áreas cercanas de la pagoda. Naturalmente, los pequeños desean estudiar y jugar al mismo tiempo.

De acuerdo con Victor, maestro voluntario de Reino Unido, los organizadores tratan de combinar la enseñanza con la práctica y actividades recreativas, para crear un ambiente acogedor, para que los niños se comuniquen con los hablantes nativos. 

Los resultados de la clase superan las expectativas de los organizadores. Numerosos cursantes demuestran un progreso notable.   

Seis estudiantes que se han desarrollado en un corto tiempo, afirmó Victor, y añadió que ellos han practicado mucho en la casa.

Los padres de los alumnos ahora también tienen la oportunidad de aprender inglés gratuitamente en la pagoda mientras esperan a sus hijos. La clase para adultos tiene como objetivo brindar a los padres la capacidad de practicar con sus niños. 

El número de estudiantes no cesa de crecer. Los fundadores esperan que más enseñantes impartan clases gratuitas, para ampliar el acceso de los menores al conocimiento de ese idioma.-VNA