Hanoi (VNA) – El Comité Central del Partido Comunista de Vietnam concluyó hoy su sexto pleno tras culminar una activa agenda de debates sobre cruciales asuntos del país.  
Concluye sexto pleno del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam (Fuente: VNA)

El secretario general del Partido, Nguyen Phu Trong, en nombre del Buró Político, realizó un resumen de los resultados del evento.  

Con respecto a la situación socioeconómica en los primeros nueve meses del año, el Comité Central reconoció el crecimiento de 6,41 por ciento de la economía, la estabilidad macroeconómica y el control eficiente de la tasa de inflación, así como la garantía de las balanzas de la economía y el fortalecimiento de la disciplina financiero-presupuestaria. 

Sin embargo, el Comité admitió los grandes desafíos que enfrenta el país en la actualidad, entre ellos las altas tasas de déficit presupuestario, deudas públicas y débitos incobrables de los bancos, además de la limitación del tratamiento de las ineficientes organizaciones crediticias y el lento desembolso de las inversiones para el desarrollo.  

Para el 2018, el Comité está decidido a mantener la estabilidad macroeconómica y el control de la inflación, mejorar la calidad de crecimiento, y garantizar el bienestar social. 

Particularmente, se comprometió a impulsar la implementación de las tres tareas pilares del desarrollo económico, que incluyen la transformación del modelo de crecimiento, la reestructuración de la economía y el aumento de la productividad y la competitividad.  

Identificó también como labores clave el desarrollo de la cultura y la promoción de la democracia y la igualdad social, la respuesta eficiente al cambio climático, el fortalecimiento de la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y la garantía de la higiene alimentaria.  

Además, fomentará la reforma administrativa, la lucha anticorrupción, la garantía de la defensa-seguridad, el mantenimiento de un entorno pacífico y estable y la integración global.  

Por otro lado, el Comité Central consideró a la atención de salud como una responsabilidad de toda la sociedad y el sistema político, y enfatizó la importancia de afianzar el rol núcleo de los centros médicos públicos, de movilizar los recursos sociales para el desarrollo de los servicios sanitarios y de garantizar el acceso y el aprovechamiento equitativo de los pobladores del seguro de salud y otros servicios. 

Instó a una mayor participación del sistema político y las organizaciones político-sociales en la promoción del movimiento de mejoría física en la comunidad, así como en el mejoramiento de las condiciones de vida y trabajo, y en la protección del medio ambiente y la higiene alimentaria. 

Por otra parte, el Comité ratificó la necesidad de la transformación de la actual política de población y planificación familiar hacia una política de población y desarrollo, así como de la reducción del ritmo de expansión al control de la calidad de la población. 

Puso de relieve los deberes de mantener la tasa de fecundidad de reemplazo, perfeccionar el marco legal y desarrollar los servicios asociados con las labores de población.  

Con respecto a la racionalización del sistema político, enfatizó la importancia de esa tarea en el proceso general de desarrollo de la economía de mercado con orientación socialista y de integración global.  

En este sentido, instó a elaborar una estructura orgánica del aparato estatal que conforme con las demandas y condiciones del país en la nueva situación, garantice la transparencia e igualdad en las actividades de contratación y designación de funcionarios, fortalezca el control y la supervisión sobre los cargos de poder, e impulse la aplicación de la ciencia-tecnología. 

El Comité también exigió acelerar la construcción de la organización partidista en las instituciones no estatales, así como el perfeccionamiento de los mecanismos específicos correspondientes a los gobiernos de ciudades, zonas rurales y unidades administrativo-económicas especiales. 

Durante el sexto pleno, el Comité también señaló la necesidad de aumentar el acceso de la población a los servicios públicos y estimular las inversiones sociales en el desarrollo del mercado de esos servicios.  

En este sentido, propuso perfeccionar el marco jurídico con el fin de facilitar la simplificación de la plantilla de las instituciones de servicio público, incrementar la independencia y autodeterminación de esas entidades y establecer estándares para evaluar la calidad de los servicios públicos.  

En la ocasión, el Comité Central dio a conocer la conclusión de los casos del secretario del Comité partidista de Da Nang, Nguyen Xuan Anh; y del jefe del gobierno de esa ciudad central, Huynh Duc Tho; sancionados por la transgresión de numerosas regulaciones sobre las actividades de la organización política, entre ellas las referentes a la crítica y autocrítica de los militantes; la violación de los principios del centralismo democrático en varias labores del personal; y por tomar decisiones ilegítimas vinculadas con el permiso del uso de recursos terrestres por parte de empresas. 

El Comité afirmó que esos casos sirven como una lección para todos los militantes y patentizan la voluntad del Partido de sancionar estrictamente todas las violaciones, con el fin de fortalecer la disciplina y la confianza del pueblo.  

En su discurso de clausura, el secretario general Nguyen Phu Trong llamó a los militantes, al pueblo y al ejército a continuar implementando eficientemente la Resolución del XII Congreso Nacional del Partido, para cumplir las metas trazadas para este año y el futuro cercano. – VNA