Washington (VNA) - Cuatro senadores de Estados Unidos repudiaron las recientes acciones de China en el Mar del Este, y llamaron al secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo, a rechazar tales actos en el próximo Foro Regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). 

El senador Bob Menendez (Fuente: northjersey)

En una carta publicada recientemente en la cuenta de Twitter de Ely Ratner, exasesor adjunto del exvicepresidente estadounidense Joe Biden, los congresistas Bob Menendez, Ed Markey, Patrick Leahy y Brian Schatz afirmaron que las acciones de Beijing en las zonas económicas exclusivas de otros estados merecen la atención de Washington.  

También consideraron que Estados Unidos deben prestar atención al uso por China de estructuras artificiales militarizadas como “plataformas para la coerción”, su decisión de “ignorar el veredicto de la Corte Permanente de Arbitraje contra sus reclamaciones territoriales”, y sus esfuerzos para forzar a que la ASEAN negocie un “restringido” Código sobre la conducta de las partes en el Mar del Este.  

Los senadores manifestaron el respaldo a una zona de aguas donde las regulaciones internacionales se respeten, la libertad de navegación marítima se garantice, el comercio fluya con libertad, las organizaciones multilaterales regionales desempeñen un papel central, y los países en la región no sufran coerción. 

Además, aplaudieron la ejecución regular y rutinaria de patrullajes de la armada estadounidense en el área, a la vez que llamaron a más acciones para combatir los actos provocativos de China e impedir que impulse sus operaciones con impunidad en el Mar del Este.  

En ese sentido, exhortaron a una estrategia integral y clara, subrayando que la ASEAN debe ser el centro de los esfuerzos. 
Asimismo, propusieron que Mike Pompeo “garantice que los actos provocativos y expansionistas de China” en el Mar del Este, constituyan la mayor prioridad de Washington en el Foro Regional de la ASEAN, que tendrá lugar en Bangkok el 2 de agosto próximo.  

La próxima reunión en Tailandia será una oportunidad para fortalecer el consenso en aras de poner fin a la “violación por parte de China de los intereses legítimos de otros estados costeros”, fortalecer el respeto a las leyes e instituciones internacionales, y combatir las acciones de Beijing tendientes a “socavar una región de Indo-Pacífico libre y abierta”.  

No es demasiado tarde para hacer que China responda por sus acciones, así como para impedir su futura agresión en la esfera marítima, afirmaron, y manifestaron apoyo a los esfuerzos para enfrentar ese desafío. - VNA