Washington (VNA)- Dirigentes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y del Subcomité de Relaciones Exteriores para Asia Oriental, el Pacífico y Políticas de Ciberseguridad Internacional de Estados Unidos, criticaron las recientes actividades ilegales de China en el Mar del Este. 
El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, Jim Risch (Fuente: tuoitre.vn)

En sus declaraciones, divulgadas el 31 de julio, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Jim Risch, comentó que las operaciones de inspección de un barco chino en la zona económica exclusiva de Vietnam, y el despliegue de buques de la Guardia Costera de ese país, son solo la última evidencia de la voluntad de Beijing de usar la coerción para hacer valer sus reclamaciones ilegales en el Mar del Este.

La identificación de las formas concretas de hacer retroceder las actividades agresivas de China en el Mar del Este, debería estar en la cima de la agenda de Estados Unidos durante las reuniones de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Bangkok esta semana, apuntó el senador. 

Según Risch, es crucial que los países miembros de la ASEAN se unan y se mantengan firmes contra la coerción de China. 

Mientras, el senador demócrata Bob Menéndez, vicepresidente de esa comisión, declaró que “es crítico que China rinda cuentas por su comportamiento en el Mar del Este”. 

Cory Gardner, presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para Asia Oriental, el Pacífico y Políticas de Ciberseguridad Internacional, aclaró que es una acción ilegal, desestabilizadora y contraria al derecho internacional, la militarización de China en el Mar del Este, así como sus acciones hostiles hacia otros estados demandantes. 

“Espero que el secretario de Estado Mike Pompeo aproveche esta oportunidad (reunión en Bangkok) para enfatizar que Estados Unidos siempre respaldará a nuestros socios de la ASEAN.”

El vicepresidente del Subcomité, Edward Markey, señaló que las acciones de China en el Mar del Este, una de las zonas marítimas más importantes del planeta, son profundamente preocupantes, y expresó su apoyo a los esfuerzos diplomáticos para mantener la paz en esas aguas. 

Se refirió a un dictamen de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, el cual estableció que la construcción de islas artificiales por parte de China violaba el derecho internacional, y que todos deben respetar la libertad de navegación marítima. 

Consideró que Estados Unidos debe aprobar la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. 

“Hasta ese momento, Washington actuará de acuerdo con esa convención y espera que todos los demás países también lo hagan”, dijo. – VNA