Singapur (VNA) - La XVII Cumbre de Seguridad de Asia (Diálogo de Shangri-La) concluyó hoy en Singapur tras cinco sesiones plenarias y otras cuatro simultáneas, en las cuales delegados de más de 40 países abordaron diversos temas de seguridad.
 
El ministro de Defensa de Vietnam, Ngo Xuan Lich, en la XVII Cumbre de Seguridad de Asia (Fuente: VNA)


Durante los tres días del evento, los participantes centraron sus debates en el liderazgo en Estados Unidos y los desafíos de seguridad del Indo-Pacífico; el enfriamiento de la crisis coreana; el orden cambiante de seguridad en Asia; los nuevos rasgos del terrorismo y el contraterrorismo y el fortalecimiento de la cooperación para la seguridad regional.  

En su intervención en la cumbre, el ministro de Defensa de Vietnam, Ngo Xuan Lich, ratificó la postura del país indochino de respetar las leyes internacionales para garantizar la seguridad, la paz y el desarrollo en la región.

Mientras tanto, en la última sesión plenaria, el ministro de Defensa singapurense, Ng Eng Hen, exhortó a las partes a reforzar la coordinación para promover un orden basado en las reglas, lo que contribuye al desarrollo y la prosperidad en esa zona.

Indicó que Singapur está colaborando con partes concernientes para desarrollar un marco de referencia para evitar colisiones involuntarias entre aviones militares en la región, que se prevé aprobarse en la Conferencia de Ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, en octubre próximo.

Creado en 2002 por el Instituto Internacional de Estudios de Estrategias, el Diálogo de Shangri-La es un canal para que los países regionales intercambien temas cruciales sobre la seguridad y la estabilidad en la zona. – VNA